Paulo Mendes da Rocha: Maquetas de Papel en Soledad

For the English version scroll down.
queridomies.blogspot.com
Querido mies,


Recientemente, participamos de un concurso para la construcción de un museo. Fueron seis meses de trabajo intenso. Como es de costumbre, al comienzo todo resulto confuso. Como turistas en una ciudad nueva, no sabíamos qué camino tomar. Entonces antes de dar un paso en falso, hicimos lo que mejor hacemos, analizar. Analizamos entorno, clima, geografía, historia, la lista sigue… Dicen que Chillida comenzó a dibujar con la izquierda, para que su pensamiento fuera más ágil que su mano, la versión española de Napoleón y su “vísteme lento que estoy apurado”. Con la misma premisa optamos por analizar antes de proponer, para evitar toda idea que no tenga que ver con el proyecto y la razón. De apoco surgieron preguntas y luego sus respuestas, hasta que el proyecto tomo su forma inicial. - es en este punto cuando todo se vuelve complejo -. Profesionales y estudiantes, arquitectos y diseñadores, todos hemos pasado por lo mismo. Ese momento amargo cuando dudamos de la validez de nuestras decisiones. Aquí es donde quiero hacer un alto y agradecerle al maestro Paulo Mendes da Rocha, y su gentileza de compartir su experiencia con nosotros los arquitectos jóvenes. ¡Gracias Maestro!

La enseñanza vino en forma de libro, de la serie "conversaciones con" publicada por la editorial G.G, de la que no se debe dejar de leer el numero publicado en 20131 (Conversaciones con Mies Van der Rohe). Un libro como nos gusta, con más palabras que imágenes, donde 2/3 del mismo estaban dedicados a un seminario celebrado en el 2006 titulado "Maquetas de papel". Este texto fue nuestro salvador y nos permitió seguir avanzando con nuestra propuesta. Sin más preámbulos, el espíritu de las maquetas de papel en palabras de Paulo Mendes:

"En cinco minutos se hace una maqueta - para uno mismo, no se enseña a nadie - y se puede ver ya la construcción con las dimensiones que dio del calculista. Para dormir tranquilo, para decir: "¡Va a quedar bien¡" Se hace con la proporción correcta, se hace una maqueta de papel, con un tornillo para que quede en pie, del tamaño de la estatua del Patriarca. Entonces te sientas solo en el suelo - nadie te mira - y la observas... Como haría un poeta, te tomas otra copa, te fumas otro cigarrillo te acercas a la ventana, te tiras de los pelos...; nadie tiene que verlo. Después miras de nuevo y te dices: "¡Es exactamente eso¡" 2


   La maqueta de papel como un instrumento de proyecto, son para nosotros mismos, las hacemos con hojas y objetos que tenemos a mano, mantienen una escala y proporciones. Con ellas rápidamente traemos al mundo físico lo que habíamos imaginado, en vez de dibujar, se construye la maqueta, donde ya pueden verificarse sombras, escalas, proporciones, relación con el paisaje, donde puede verse mejor lo que va a ser. Explica el maestro:

"Para nosotros los arquitectos ver y tocar es ya materializar esas ideas en una maqueta pequeña, es como una aclaración que nos hacemos a nosotros mismos, una evaluación de lo que puede ser el edificio." 3

Esta maqueta de papel, fue la que nos permitió seguir adelante con nuestro proyecto de museo, nos dio la confianza de que el camino que habíamos tomado era el indicado, y nos permitió realizar pequeños ajustes de implantación y escala con respecto al paisaje. Luego de la misma, acorde se fue definiendo más el edificio y aclarando las ideas, realizamos otra maqueta de detalle y posteriormente para la presentación del proyecto el modelado 3d. La construcción de la maqueta fue un punto culmine en el proceso de diseño, esencial para poder continuar y llegar a un resultado final, es una herramienta que queríamos compartir con usted maestro.  

¿Se preguntará como nos fue en el concurso? Diremos que lo que no ganamos en primeros puestos y menciones, lo ganamos en reflexiones, un proyecto que nos dejó muy conformes y en poder poner en practica estos hermosos textos que inspiraron esta carta.

Finalmente, aun a riesgo de repetirme añadiré, maquetas de papel en soledad, una copa de vino, así también es la arquitectura..

Hasta la próxima carta,

Nosotros los arquitectos.


1 Conversaciones con Mies van der Rohe, Editorial GG.
2 Conversaciones con PAULO MENDES DA ROCHA, Editorial GG. p.47
3 Conversaciones con PAULO MENDES DA ROCHA, Editorial GG. p.24
PAULO MENDES DA ROCHA: PAPER MODELS IN SOLITUDE
queridomies.blogspot.com

Dear Mies,

Recently, we finish an architectural contest, for the design of a museum. As expected, during the process everything was uncertain, only during an exhaustive analysis was that things started getting clearer. So when we finally reach the first synthesis, we immediately start doubting the certainly of our decisions. - It´s a mixture of feelings when you reach this point - you feel as if you’ve solve I an impossible mathematical equation, you have answer all the questions that matter for you ¡ And the result is already in your mind! as we know this happiness can’t last forever, and you start doubting if you are passing by something, if this idea will really translate well into the building. - You just have your building in your mind, maybe some floor plans, sections and sketches, you keep doing the needed documentation but the doubt won’t let you in peace. Here I´ll like to make a stop and thank the master Paulo Archias Mendes da Rocha and how generous he is for sharing with us, the young architects his wisdom. ¡Thank you master!

Teaching came in book format, it was from the series "conversations with" from G.G publishers, the same one that publish your oun conversations back in 20131  - a must read for any architect - A book as we like, with more words than images, where 2/3 are dedicated to a seminary celebrated in 2006 titled " Paper Models". This text was our savior and allowed us to keep moving forward with our proposal.  Without further ado, the spirit of the paper models in the words of Paulo Mendes:

"In five minutes a model is made - For yourself, not to show anyone - then you can already see the building with the dimensions from the calculist. To sleep peacefully, to say "¡It´s going to end up good!". It´s done with the correct proportion, it´s a paper model, with a screw so that it stands, the size of the patriarch’s statue. Then you seat lonely in the floor - Nobody watches you - and you observe it... Like a poet, you drink another glass of wine, you smoke another cigar rete, you go to the window, you pull your hair...; nobody has to see it. Afterwards you have a last look and said: "¡Its exactly that!"2


The paper model as an instrument for the project, it´s for ourselves, we made them with papers and objects we have in handy, we maintain a scale and proportions. It´s a really fast way of bring our ideas to the physical world, once were done drawing, we made a model, ¡you can already see shadows, scales and proportions! you can see how it would relate to the landscape, move it around, twist it, play with the topography, as Paulo explains:
  
" For us the architects seen and touching is already materializing those ideas in a small model, is like a clarification that we made to ourselves, an evaluation of what the building could be" 3

This paper model, led us move forward with our project, it gives us the confidence when need it, it was a quick way of making small adjustments in the implantation and with the scale in relation with the landscape. After being able to define more the building, we build a bigger and more detailed model for study and afterwards for the presentation we made the renders. The construction of the paper model was an culminate point in our design process, without it we wouldn’t continue with such energy and conviction and reach the final result. It is such a great tool, that we wanted to share it with you master.

You might wonder, how we did in the competition? Let just say that what we don’t gained in First Places and mentions, we gained in wisdom, we gained in a project that left us satisfied and we gained in the opportunity to take to practice, the beautiful text´s that inspired this letter.

Finally, even at the risk of repeating myself I will add, paper models in solitude, a glass of wine, so is architecture too..

Looking forward to the next letter,

We the architects.


1 Conversaciones con Mies van der Rohe, Editorial GG.
2 Conversaciones con PAULO MENDES DA ROCHA, Editorial GG. p.47
3 Conversaciones con PAULO MENDES DA ROCHA, Editorial GG. p.24

Comentarios

Entradas populares